Uno de los puntos principales desde hace ya algún tiempo es sin duda alguna el de Ezra Miller y el futuro del DCEU, sobre todo ahora que ha quedado claro que el actor no volverá para futuros proyectos, no obstante, es justamente gracias a esta situación que se presenta un fenómeno bastante interesante, el de la cancelación selectiva.

Con este término quiero referirme evidentemente a personas que hacen algo mal pero que, por algún motivo u otro, no se ven afectados por la “cancelación” e incluso, hay quienes los defienden, pero empecemos por el principio.

Hace tan solo unos meses, cuando toda la polémica de Johnny Deep y Amber Heard se desató, internet mostró una de sus caras más agresivas y pidió a más no poder que Warner que eliminara por completo a la actriz, juntando incluso más de 4 millones de firmas para “lograr la meta”.

Sumado a esto, las amenazas de muerte y comentarios misóginos contra la actriz y su carrera no dejaron de aparecer por todos lados, dejando claro que no se aceptaba ninguna postura que no fuera esta.

Ahora bien, antes de seguir quiero hacer un paréntesis y dejar claro que no estoy defendiendo a Amber ni muchísimo menos, lo que ella le hizo a su entonces pareja y a su reputación fue horrible, por lo que mi idea aquí no es “ser abogado del diablo”.

Pero entonces, ¿qué tiene que ver esto con Miller? Pues que, curiosamente, en su caso pasó todo lo contrario, pues desde que las noticias sobre sus agresiones a personas en Hawái comenzaron, gran parte de internet no ha parado de hacer bromas al respecto.

A partir de ese momento y hasta ahora la cosa no ha dejado de escalar a tal grado que ahora el actor ya está en busca y captura por las autoridades, además de que Warner ya ha tomado la decisión de alejarlo de proyectos futuros como ya dije, pero entonces, ¿Cuál es el problema?

Mi asunto aquí es que la gente, como siempre, ha decidido bromear con el caso de un hombre famoso siendo abusador y violento mientras que castiga con amenazas de muerte a una actriz que también cometió fallos.

Ezra Miller actor de The Flash en el DCEU

Y a ver, yo entiendo que, al menos en determinados temas como el asunto del recast, ambos casos no pueden ser medidos con la misma vara, sobre todo porque el papel de Miller en la suya es de mucha más importancia que el de Amber, pero ¿por qué Warner tuvo que esperar hasta este momento para tomar una decisión?  

Es decir, la situación lleva sucediendo meses y absolutamente en ningún momento lanzaron un comunicado oficial dando por terminada su relación laboral con Ezra, mientras que en el tema de Heard el mismo Walter Hamada reconoció que la empresa pensó en sustituirla por una simple falta de química con Momoa.

Es debido a todo esto que surge entonces la cuestión de la cancelación selectiva, porque lo único que nos ha dejado claro este fenómeno es que incluso en situaciones así, el público elegirá siempre violentar a la mujer y “crucificarla” por lo que hizo y bromear sobre un hombre adulto agrediendo a personas de la tercera edad, dando drogas a personas menores y amenazando a quien cuestione su comportamiento.

Ahora bien, después de todo lo ocurrido, ¿qué sigue para el DCEU?

Siendo muy honestos las opciones son pocas y todas muy malas, comenzando por la de intentar salvar lo que queda del barco antes de que se hunda más, dejando que Miller protagonice su cinta y haciendo que este “ceda” el manto a otra versión multiversal de Flash al final.

Esto último podría ser posible, sobre todo si tomamos en cuenta que este ya ha tenido algún encuentro con el de Grant Gustin, no obstante, esta mezcla de universos lo único que provocaría sería otro conflicto difícil de solucionar, pues como sabemos la idea principal de esta película es justamente reiniciar lo existente.

La segunda opción, aunque costosa, sería recastear a Ezra, esto también con la finalidad de rescatar la poca credibilidad que le queda al DCEU y a Warner, al menos en este aspecto.

Grant Gustin y Ezra Miller The Flash del DCEU

Finalmente llega la más drástica, terminar con todo así como está, es decir, dejando que los proyectos que ya están casi terminados salgan a la luz (algunos incluso solamente en HBO Max para evitar más complicaciones) y otras en cines, cerrando de esta manera el universo cinematográfico de DC por un tiempo.

Esto último no parece lo ideal, no obstante, queda claro que por ahora el DCEU no tiene ni pies ni cabeza, prueba de ello es que Zaslav, CEO de Warner Bros. Discovery, sigue en la búsqueda de su “Kevin Feige”.

Además, todo parece indicar que por ahora lo único claro para este universo es que se vienen tiempos oscuros, sobre todo con la inestabilidad que hay hasta en los cargos directivos como el Hamada, por lo que lo único que nos queda como fans es disfrutar de lo poco que tengamos.

Y es que la verdad es ridícula intentar salvar un barco en el que ya no tienes a Superman, a Batman (al menos no en este universo), a Ciborg y donde acabas de perder a Flash.

Dicho esto lo único que verdaderamente lamento es que aquí la que más pierde es Sasha Calle, pues recordemos que hace no mucho se dijo que ella sería la insignia del nuevo DCEU, y con toda esta inestabilidad ya no queda claro ni siquiera si hay un futuro a corto plazo.

The Flash DCEU

Somos Marvel Latin News, la web donde conseguirás todo lo relacionado a Marvel y el mundo del entretenimiento.

Por Yael López

Fan de Marvel, periodista y crítico de cine desde la comodidad de mi casa. 🗞️

Deja un comentario