Desde siempre Steve Rogers ha destacado por ser el primer vengador y uno de los primeros héroes de toda la historia, pues su intervención durante la 2da Guerra Mundial fue vital para derrotar a los Nazis, no obstante, ¿tendría este el mismo impacto si el Capitán América no hubiera sido el único Súper-Soldad? Pues aquí te lo contamos.

La historia original del Capitán América

Pues bien, como todo sabemos durante la Segunda Guerra Mundial el profesor Abraham Erskine creó un suero de Super-Soldado con la finalidad de darle la ventaja a los Aliados y así poder derrotar a su más grande enemigo.

En este punto, Steve Rogers, un frágil recluta, se ofreció como el primer candidato a recibir esta sustancia, pues debido a su poca forma física este creía que esta sería la única forma de ayudar a su país y estaba dispuesto a morir dispuesto a morir por él en caso de que el experimento no saliera bien.

Para buena fortuna de Rogers y del mundo, todo resultó bien, lo que le otorgó fuerza, velocidad y reflejos sobrehumanos, lo que lo convirtieron en el único e inigualable Capitán América.

No obstante, no todo podía ser positivo, pues justo cuando estaban celebrando los resultados, un espía nazi saltó a la vista y asesinó a Erskine, convirtiendo así a Steve en el único Super-Soldado durante la Guerra.

Y entonces… ¿Qué fue lo cambió?

Pues resulta que el día que Rogers obtuvo sus poderes, su ojo captó al espía nazi que entraba en la habitación y reaccionó lo suficientemente rápido como para salvar a Erskine de la bala mortal.

Como resultado, el científico se mantuvo con vida y fue capaz de crear más suero para los soldados americanos, lo que le dio la oportunidad a Steve de unirse a una fuerza de ataque militar secreto y de alejarse de su grupo original, cosa que, por cierto, evitó que Bucky “muriera”.

Luego de varias aventuras, Rogers se vio obligado a ir a una base secreta del gobierno donde se encontró con todo un ejército de Súper Soldados, el cual incluía a gente como Nick Fury, Dum-Dum Dugan y Gabriel Jones, quienes, junto a él, tenían la misión de invadir Berlín con la finalidad de ganar la guerra con un solo golpe.

Como es evidente, la pelea no pudo haber sido más sencilla y el Cap terminó asesinando a Cráneo Rojo momentos antes de que sus nuevos amigos derrotaran y encarcelaran al líder Alemán.

Dicho esto, es justo mencionar que antes de volver a su país Rogers fue a los campos de concentración a liberar a prisioneros y en uno de ellos se encontró con un joven judío llamado Magnus, a quien le brindó unas palabras sobre la bondad y el perdón.

Esto en un principio podría parecer irrelevante, no obstante, resulta que ese joven era nada más y nada menos que Magneto, quien debido a estas palabras termina por nunca convertirse en el villano que todos conocimos.

La carrera política del Capitán América

Como era evidente este camino iba a seguir presentando una que otra complicación, y es que ya cuando el Cap iba directo a su tierra natal, un submarino perdido hundió el barco en el que este iba y mató a todo el equipo, siendo él el único superviviente.

Luego de este hecho, Rogers regresó a casa solo para recibir una felicitación del presidente por sus servicios y para, posteriormente, convertirse en el nuevo director de S.H.I.E.L.D., no sin antes revelar su verdadera identidad al mundo.

Tras unos años en este cargo, Steve se dio cuenta que lo mejor para él era continuar con su carrera política, por lo que se presentó para las elecciones presidenciales, mismas que como era obvio, ganó sin problema alguno.

Dicho esto, debo contarles que su estadía en el cargo no fue la mejor de la historia, pues durante los múltiples mandatos del Capitán América al mando de la nación, este distribuyó el suero de los Super-Soldados entre la población, sin embargo, debido a un «ligero defecto genético», el suero sólo funciona para los blancos.

Esto, como era evidente, provocó una enorme y justificada acusación de racismo que causó protestas de los afroamericanos, mismos que, lastimosamente, fueron amedrentados por los Super-Soldados y puestos, posteriormente, en campos “especiales de reinserción”.

El fin de una leyenda y el inicio de una tiranía

A lo largo de las décadas las cosas no hicieron más que empeorar y las historias de los héroes que conocíamos cambian de forma drástica, pues, por ejemplo, en una ocasión un guardia de seguridad de los Super-Soldados derribó a cuatro intrusos que intentaban hacer volar un cohete hacia una tormenta cósmica, acabando con ellos y dando fin así a la historia de los 4 Fantásticos.

En otro lugar, Bruce Banner comenzó a experimentar con radiación gamma con la finalidad de conseguir información, no obstante, debido a que esto estaba prohibido bajo la administración de Rogers, Banner terminó muerto en su laboratorio.

Por si esto no fuera suficiente, Peter Parker, demasiado joven para tomar el suero, fue mordido por una araña radiactiva y adquirió superpoderes, convirtiéndose en una sensación televisiva, sin embargo, esto no gustó al Presidente, quien mandó matar a la tía May y a su tío Ben.

Debido a todo el dolor que sentía, Peter fue incapaz de prestar atención a su sentido arácnido y recibió un disparo por la espalda de Frank Castle, un mercenario con poderes que tenía órdenes de exterminar cualquier amenaza.

Lo curioso de esta historia es que tiene uno de los finales más interesantes de todo What… If?, pues luego de hacerse enemigo de Namor, este termina por destruir a varios de los Super-Soldados para, posteriormente, vagar por las Tierras Heladas debido a que su ciudad ya no existía.

Justo en ese momento, el gobernante de Atlantis se encontró con un grupo de esquimales que alaban a un hombre atrapado en un bloque de hielo, mismo que resultó ser nada más y nada menos que el mismísimo Cap, pero entonces…. ¿Quién es el presidente?

Somos Marvel Latin News, la web donde conseguirás todo lo relacionado a Marvel y el mundo del entretenimiento.

Por Yael López

Fan de Marvel, periodista y crítico de cine desde la comodidad de mi casa. 🗞️

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: