She-Hulk llegó a su final y es hora de hablar de una manera más completa sobre la serie, mencionar sus aciertos y fallas. Podríamos muy bien decir que fue un viaje, momentos altos y bajos fueron la constante de la serie. Eso si, no es de lo peor de esta Fase 4 pero tampoco está cerca de lo mejor, es un punto medio, eso nada más.

En el aspecto de la narrativa hay que ser muy sinceros, la verdadera trama de la serie se mantuvo en una esquina, prácticamente siendo puesta en un tercer plano. Claro, las comedias de abogados tienen por costumbre de que cada episodio tiene su propio conflicto, pero aún así el asunto importante de la temporada no lo dejan en el aire. Mucho relleno le llamaría yo, ese episodio de la boda, Dios mío, no la pase bien la verdad. Pero luego hay otros episodios muy buenos, por ejemplo el primero como el octavo.

Si hablamos del apartado de los efectos visuales pues sabemos qué hay larga tela para cortar. Lo más irónico es como hasta cierto punto la inversión que se hace en ellos es criticada sobre todo en el final de la serie. “Nos sales muy cara”, “nuestro equipo está trabajando en la próxima producción” queda claro y hasta confirma estos líos que salieron hace poco a la luz. Si, esos que señalan que MARVEL STUDIOS da muchísimo trabajo a las compañías de VFX y hasta que la paga no es la mejor. Fuera de eso, hubo de todo en los episodios, buenos hasta excelentes momentos de efectos visuales hasta unos muy por debajo de todo.

Por los personajes no tengo muchos problemas la verdad, excepto por Todd y el hacerlo villano, ¿enserio?. Pero de verdad todo lo que está alrededor de Jennifer Walters son muy bueno. Tatiana Maslany nació para el papel, queda más que alegre, disfrute cada segundo de ella y de verdad quiero verla más en el UCM.

Los cameos fueron la columna de la serie, eso que la ayudó a incluso arrancar y mucho más a mantenerse como el producto que muchos quisieran ver. Hulk, Wong y Daredevil fueron los mejores entre ellos, gracias doy por esto. Abominación admito que entiendo su cambio, entiendo su proceso de transformación en cuanto a lo que a Emil Blonsky se refiere, pero si, podía no aparecer y me parecía igual todo. Pero claro, para la trama y traer conflictos a Jen tuvo que estar allí.

Entiendo que la serie no es un producto para todos, estarán las personas que no les gustará porque no es el contenido que consumen, otros simplemente por tratarse de un show de una mujer. Yo puedo decir que me gustó aunque estuviese lejos de ser lo mejor de esta Fase o todo el UCM. Admito que me la repetiría como ya hice con todos los episodios, cada uno de ellos los vi dos veces.

Agradezco que nos abren paso a un futuro de más proyectos de Hulk ahora que se revela que es padre y si nos presenta a Skaar. También que nos dejaron saber que Daredevil no sufrirá mayores cambios, es el mismo genio de Charlie Cox quien está detrás del papel, podemos sentirnos seguros para cuando llegue su serie.

Todos los episodios de She-Hulk se encuentran disponibles ahora en Disney Plus.

Por Anthony Vega

Fundador de Marvel Latin New

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: