A estas alturas muchos de nosotros conocemos varias de las historias de What If…? en donde Logan está presente y todas ellas destacan por una cosa: El famoso héroe nunca deja de ser el mismo rebelde que amamos tanto, no obstante, hay una aventura donde por azares del destino, Wolverine termina siendo parte fundamental de SHIELD, pero ¿Cómo ocurrió? Pues aquí te lo contamos.

La historia original

Como ya he mencionado en otras ocasiones, los inicios de Wolverine dentro de los cómics son bastante curiosos, pues además de que su traje era diferente, en principio este héroe no era más que un arma utilizada por los canadienses para defenderse en contra de amenazas.

Dicho esto, durante una de las excursiones y pérdidas de control de Hulk, el famoso monstruo verde terminó en la frontera enfrentándose a Wendigo, por lo que Logan se vio obligado a intervenir.

En ese entonces la pelea no duró mucho y la realidad es que Banner fue cuanto menos superior, no obstante, tras ese enfrentamiento el hombre fue “recuperado” por el gobierno de su país y a pesar de que no era ningún prisionero, se mantuvo en ese lugar hasta que Charles lo invitó a formar parte de los X-men.

¿Entonces, cómo es que Wolverine acabó siendo director de SHIELD?

Pues bien, en esta realidad tras su primera batalla con Hulk y Wendigo, SHIELD entendió que este tipo tenía potencial para ser especial y lo pidió «prestado» al gobierno del país vecino con la promesa de que solo lo utilizarían para una misión.

En ella Wolverine se vio en la necesidad de detener a Hydra, quienes habían robado la tecnología de SHIELD y la habían utilizado para infiltrarse en el mando de esta institución creando androides «señuelos».

Debido a esa situación, Fury necesitaba que nuestro héroe localizara a los robots y los destruyera, cosa que siendo honestos era bastante sencillo para alguien como Logan, prueba de ello es que tanto a él como a Black Widow les tomó únicamente 45 minutos acabar con todos los enemigos de una base.

Dicho esto, la realidad es que Fury, a pesar de la victoria, no estaba muy contento, pues en un principio este pensaba que la infiltración no había sido tan profunda, por lo que, al descubrir la amenaza tan grande que tendrían entre manos, este mandó a Wolverine a asaltar el cuartel general de Hydra.

¿Qué pasó después?

Pues resulta que luego de todo lo anterior, tanto él como Nick y Natasha, junto con un puñado de agentes de SHIELD, irrumpieron en la base de esta malvada organización y lucharon contra sus poderosos líderes, Madame Hydra y el Barón von Strucker (quien en este entonces tenía en su poder su Garra de Satán).

Tras esta contundente victoria, Fury comprobó una vez más que Wolverine era un tipo bastante útil y mucho más necesario de lo que en un principio pensaba, por lo que decidió ofrecerle trabajo en su equipo.

En este punto uno podría decir que Logan jamás aceptaría un trato como ese, no obstante, luego de varios años de estar al servicio del gobierno canadiense, este decidió que era momento de un cambio y se unió a las filas de SHIELD, donde rápidamente se convirtió en la mano derecha del director.

¿Y los X-men dónde quedan?

A decir verdad, lo curioso de esta historia es que el momento en el que Wolverine termina por unirse a esta organización “secreta”, es el momento en el que, en la historia original, Logan se une a los X-men, cosa que evidentemente aquí no pasa.

Y es que a pesar de que el Profesor X lo invitó a formar parte de su equipo, nuestro protagonista decidió rechazar la oferta, pues se encontraba bastante cómodo y contento en su nueva posición.

Dicho esto, el camino hasta la cima tampoco fue sencillo, pues tiempo después, ya cuando estaba más consolidado en la organización, una versión robótica de Strucker mató a Fury en un intento por conseguir su venganza, lo que rápidamente ascendió a Wolverine al poder.

Como director, nuestro héroe utilizó su posición para cambiar en gran medida su mundo, cerrando la producción de los Centinelas del Dr. Stephen Lang, impidiendo la aparición de Fénix Oscura, así como desacreditando al Senador Robert Kelly, derrotando la Ley de Registro de Mutantes, y enseñando al mundo, a humanos y mutantes por igual, a vivir y dejar vivir.

¿Dónde ocurre esta historia de Wolverine?

Esta aventura tiene lugar en los comics de What If…? #7 de 1989.

Somos Marvel Latin News, la web donde conseguirás todo lo relacionado a Marvel y el mundo del entretenimiento.

Por Yael López

Fan de Marvel, periodista y crítico de cine desde la comodidad de mi casa. 🗞️

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: