La Casa de Papel, serie original de Netflix, llegó a su fin tras la liberación de la segunda parte de la quinta temporada, por lo que a lo largo de esta reseña te daré mi opinión de lo que fue el final de esta intensa y emocional aventura.

Primeras impresiones

La última parte de La Casa de Papel me parece la culminación perfecta de una obra maestra, es como si el Profesor mismo hubiera diseñado el final de la historia para su banda. No se podría pedir una mejor forma de terminar con un ciclo que empezó allá en el lejano 2017.

La Casa de Papel

Nostalgia, sentimentalismo y perfección

Uno de los puntos más importantes para mí a lo largo de la serie es que nunca tuvieron el miedo de jugar con el sentimentalismo y con los flashbacks, si había que retroceder 10, 20, 30 años, lo hacían, siempre y cuando eso te llevara a entender mejor lo que estaba pasando, y esta temporada fue un reflejo de que esa fórmula que fue la base de su éxito era inalterable.

De hecho, me resulta impresionante la capacidad que tienen para contar una historia combinando de manera casi poética la acción, los recuerdos y la banda sonora, que dicho sea de paso juega un papel crucial a lo largo de los 5 episodios.  

Y es que, ahora que hablo de la música, creo que esta se eligió tan bien que hay un punto en que simplemente piensas que la canción que está sonando en ese momento es perfecta, y que no hay forma posible de que no haya sido escrita específicamente para esta serie.

En esta clase de historia de atracos y robos siempre vemos como es que los protagonistas salen ilesos durante toda la aventura, casi como si fueran invencibles, es más, pareciera fácil salir y robar un casino, un banco, etc. Pero la realidad es que La Casa de Papel se ha encargado de romper este esquema sobre todo en esta quinta temporada.

Otro detalle que, desde mi punto de vista destaca a lo largo de la temporada es ese juego constante entre el “público” fuera del banco y las personas de dentro, no entraré en detalles, pero es algo muy similar a lo que pasa cuando se da la liberación de Río, que al tener tanta gente coreando su nombre y celebrando su libertad, es imposible no emocionarse.

Más detalles positivos

Entrando un poco en el tema de los actores, he de decir que desde que la serie vio la luz las críticas a los actores han sido un constante tema de conversación entre las personas, pero cada temporada estos se superan, como en este caso pasa con Jaime Lorente (Denver), Esther Acebo (Estocolmo) y Najwa Nimri (Alicia Sierra).

Y ya que estamos hablando de Nimri he de decir que su interpretación de Alicia es espectacular, es esa clase de personaje que o amas u odias, pero que no te es indiferente en ningún momento.

La Casa de Papel

A lo largo de estos 5 episodios su personaje se va volviendo fundamental para el desarrollo de la historia, por lo que podemos observar su crecimiento a un nivel emocional que pone los pelos de punta.

Ya casi para acabar me parece obligatorio hacer mención de otros dos actores que hacen de esta experiencia algo único: Álvaro Morte (El Profesor) y Fernando Cayo (Tamayo).

El primero resalta demasiado gracias a que su interpretación y personificación son perfectas. Ahora más que nunca el Profesor hace las funciones de ese líder, del hombre listo, cauteloso, calculador y que ama a su familia como nadie.  

En cuanto a Cayo, es más de lo mismo. Tamayo se ve acorralado por muchos momentos, en otros está triunfante, etc. Y cada una de las emociones que el personaje está viviendo son transmitidas a ti gracias a esta maravillosa manera de darle vida.

¿El final perfecto?

Esta última temporada se basa en una premisa muy simple pero muy poderosa, la de la ilusión de creer que lo imposible es posible. Pero, ¿Por qué poderosa? Porque la ilusión se esparce, se propaga, crece, no solo entre aquellos que están dentro de la serie, sino los que estamos fuera, los que vemos nuestras pantallas. Y es esa misma ilusión la que nos hace decir “Yo soy la resistencia”.

Finalmente, solo queda comentar que, a mi parecer, esta fue la conclusión perfecta. No logro imaginar un desenlace que no fuera así, lleno de imprevistos, de momentos donde perdíamos la fe y de mucha frustración.

No cabe duda de que vamos a extrañar esta serie y a esta familia de la que, gracias a Netflix, hemos formado parte.

La Casa de Papel

Lo no tan bueno de La Casa de Papel Temporada 5 volumen 2

Si nos ponemos exigentes creo que hay momentos de drama y algunas “tramas” internas que sobran, que no aportan absolutamente nada a la historia más que una o dos escenas de tensión pero que si las borráramos del guion la serie sería igual de espectacular.

Además creo que por momentos la historia comete el fallo de ser demasiado irreal, por ejemplo, desde el volumen 1 de esta 5ta temporada hemos visto a Alicia Sierra realizar actos que no podrían definirse de otra manera que imposibles.

¿Cuáles? Pues bien, en un punto (insisto, de la temporada pasada, tranquilo, esto no es un spoiler) ella tira al Profesor a una especie de estanque colgado de una cadena. Pocos minutos después vemos al personaje interpretado por Álvaro Morte en una silla y amarrado. ¿Cómo rayos hacen una mujer embarazada de 9 meses para cargar a un hombre que pesa el doble que ella?

Pues en esta temporada ocurren situaciones similares varias veces. Por lo que si te fijas mucho en esa clase de detalles tal vez te lleves una que otra sorpresa.  

Sinopsis oficial de La Casa de Papel temporada 5 Volumen 2

En esta última parte de la temporada Tokio ha muerto y el enemigo, herido y más peligroso que nunca, sigue dentro del Banco de España.

En las horas más oscuras, la banda se enfrentará a los mayores retos: sacar el oro con un plan lleno de incertidumbre, y tratar de salir de un lugar que tiene los ojos del mundo entero puestos en él.

Somos Marvel Latin News, la web donde conseguirás todo lo relacionado al multiverso de Marvel y más.

Por Yael López

Fan de Marvel, periodista y crítico de cine desde la comodidad de mi casa. 🗞️

Deja un comentario